¿Cómo son las personas narcisistas? (Trastorno narcisista de personalidad)

shutterstock_205361662

 

 

En general, las personas narcisistas transmiten una idea de sí mismas desproporcionadamente positiva, sobrestimando sus habilidades y éxitos. Además, necesitan constante admiración y aprobación por parte de los demás, hacia los que muestran escasa o nula empatía.

Todas las personas somos distintas y tenemos algunos rasgos de los trastornos de personalidad que existen, que son los que nos hacen diferentes a unos de otros. Pero, mientras que un cierto grado de narcisismo o, llamado de otra manera, amor propio es normal, cuando esta forma de ser es extrema supone un problema o trastorno.

 

¿Cómo saber si estás ante una persona narcisista? Según el DSM IV (el manual fundamental que se usa en psiquiatría para diagnosticar los trastornos mentales), una persona podría probablemente ser diagnosticada de trastorno narcisista de la personalidad si cumpliese cinco o más de los siguientes puntos:

  1. Tiene un desproporcionado sentido de su importancia.
  2. Está preocupado por fantasías exageradas de éxito, poder, belleza o amor imaginarios.
  3. Cree que es “especial” y que solo puede ser comprendido o solo puede relacionarse con otras personas que son especiales o de alto estatus.
  4. Exige una admiración excesiva.
  5. Es muy pretencioso, irracionalmente espera tratos de favor o que se cumplan automáticamente sus expectativas.
  6. Explota a los demás en sus relaciones, por ejemplo, saca provecho de ellos para alcanzar sus propias metas.
  7. Carece de empatía: no reconoce o se identifica con los sentimientos y necesidades de los demás.
  8. A menudo envidia a los demás o cree que los demás le envidian a él.
  9. Presenta comportamientos o actitudes arrogantes o soberbios.

Este problema, como todos los de índole psicológica, afecta tanto al individuo que lo padece, incapaz de establecer relaciones saludables, como a quienes le rodean, ya que sufren por su falta de empatía y egocentrismo.

Ser bueno solamente consigo mismo es ser bueno para nada.
(Voltaire)

En el narcisista, su valoración de sí mismo depende en exceso de la de los demás y son especialmente sensibles a la crítica, de manera que exageran sus logros y se muestran pedantes, engreídos…

De hecho, algunos psicólogos creen que la causa que subyace al narcisismo puede ser, aunque parezca sorprendente, una baja autoestima; de ahí que necesiten la valoración constante y que no sean capaces de aceptar las críticas.

Si sumamos a esta forma de comportarse la falta de empatía y de consideración por el otro, al que difícilmente aprueban o escuchan, el narcisista está condenado a necesitar una aprobación que, debido a su propia forma de comportarse, es difícil que reciba, convirtiendo así su conducta en un círculo vicioso.

Origen: ¿Cómo son las personas narcisistas? (Trastorno narcisista de personalidad)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *